og default

⚡ [2021] ¿La dieta nórdica es realmente más saludable que la dieta mediterránea? Un nutricionista pesa ahumado.shop

Además de cómo puedes incorporar los principios de la nutrición a tu vida diaria.

Esta historia apareció originalmente en Health.com por Cynthia Sass. MPH, República Dominicana

Probablemente hayas oído hablar de la dieta nórdica: los titulares afirman que es la dieta más saludable del mundo, incluso más saludable que la dieta mediterránea. Entonces, ¿deberías considerar comer como un vikingo? Aquí están mis pensamientos sobre las dos dietas, así como mis opciones para la mejor dieta saludable.

La dieta nórdica y la dieta mediterránea en realidad tienen algunas similitudes. Ambos contienen gran cantidad de verduras y frutas; un énfasis en los cereales integrales (en lugar de refinados); nueces, semillas y legumbres; mariscos sobre carne; Comidas hechas en casa; y restricciones a los alimentos azucarados y procesados.

Una de las principales diferencias entre las dos dietas es el aceite base. En la dieta mediterránea es el aceite de oliva, mientras que en la cocina nórdica predomina el aceite de canola. Debido a que ambos aceites proporcionan grasas monoinsaturadas que protegen la salud, muchos expertos han considerado que la dieta es igualmente saludable. Pero en mi opinión, la nutrición de la Dieta Nórdica va un poco más allá, con pautas específicas destinadas a optimizar la calidad de los alimentos y unir los puntos entre la producción de alimentos y la salud ambiental.

RELACIONADO: 24 recetas saludables de pescado

La región nórdica, que incluye Noruega, Islandia, Finlandia, Dinamarca y Suecia, es conocida por sus movimientos progresivos de estilo de vida centrados en el bienestar. (Esa puede ser una de las razones por las que los escandinavos son algunas de las personas más felices del mundo). Su filosofía «hygge» se trata de fomentar una sensación de satisfacción, mientras que el estilo de vida «lagom» se trata de la cantidad justa de cosas para hacer. – Significa vivir sin excesos, pero también sin limitarse demasiado. El concepto «friluftsliv», por otro lado, tiene que ver con estar en la naturaleza.

Esta visión de futuro se extiende a la Dieta Nórdica con recomendaciones que incluyen consumir productos orgánicos siempre que sea posible; elige más productos de temporada; Coma más alimentos silvestres; elija carne de mayor calidad, pero menos; evitar los aditivos alimentarios; promover el bienestar animal; y generar menos residuos.

Luego están los beneficios para la salud respaldados por la investigación de la dieta nórdica: un estudio demostró que protege contra el síndrome metabólico, un grupo de síntomas (que incluyen niveles altos de azúcar en la sangre, colesterol y triglicéridos) que aumentan el riesgo de enfermedades cardíacas y diabetes. También se ha descubierto que la dieta nórdica reduce la inflamación en el tejido adiposo asociado con los riesgos para la salud de la obesidad.

En general, le doy una puntuación más alta a la dieta nórdica que a la dieta mediterránea. Pero hay una advertencia: aconsejo a mis clientes que confíen en el aceite de oliva virgen extra como su aceite principal en lugar de la canola. Tenemos mucha más investigación sobre esta buena grasa y es más fácil de hacer. (El aceite de aguacate es otro aceite que recomiendo sobre la canola).

¿Estás listo para reducir los azúcares añadidos? ¡Regístrese en nuestro desafío de desintoxicación de azúcar de 14 días!

Aquí hay algunas maneras fáciles de incorporar otros aspectos de la dieta nórdica en su vida diaria:

Agregue verduras o frutas a cada comida y merienda. Por ejemplo, agregue verduras a su tortilla con bayas al lado; doble el calabacín rallado o la col rizada picada en avena durante la noche, junto con una manzana verde picada y nueces; Entre medias, fruta con frutos secos o pipas de calabaza o verduras crudas y hummus.

Busque productos orgánicos y regionales. Las opciones orgánicas no siempre son más caras, especialmente en temporada. Consulte la aplicación gratuita Dirty Dozen para conocer los mejores tipos de productos orgánicos que puede comprar.

Incorpore pescados y mariscos tres veces por semana y tome decisiones sostenibles. Consulte la aplicación gratuita Seafood Watch para obtener instrucciones.

Sustituye los cereales refinados por cereales integrales. Pruebe las galletas de estilo nórdico con puré de aguacate o mantequilla de nuez.

Come nueces o semillas todos los días. Agregue nueces a la avena y las ensaladas, y espolvoree sobre las verduras cocidas. Coma semillas de calabaza o mezcle semillas de chía o sésamo en batidos.

Coma al menos una porción de legumbres (frijoles, lentejas, guisantes, garbanzos) al día. Puede convertirlo en la proteína de una comida a base de plantas o usar legumbres en lugar de granos integrales (por ejemplo, sirva pescado en una cama de lentejas en lugar de arroz integral).

Coma menos carne y, si lo hace, opte por carne orgánica alimentada con pasto.

Haz del agua tu bebida favorita. Trate de 16 onzas cuatro veces al día. Y rematar con sabrosos tés de hierbas ricos en antioxidantes como verduras frescas, frutas y hierbas.

Cocine en casa con más frecuencia. Incluso si usa «atajos» saludables como verduras congeladas o frijoles enlatados.

Ojo con las porciones para evitar…

⚡ [2021] ¿La dieta nórdica es realmente más saludable que la dieta mediterránea? Un nutricionista pesa ahumado.shop

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.